Luna caliente: una novela entre aciertos y fracasos.
Giardinelli, Mempo. Luna caliente. Ediciones B. Bogotá. 2004: 156 Págs.
RESEÑA

Juzgar una novela con la cual la crítica ha sido benevolente resulta cuando menos arriesgado. Sin embargo, y muy a pesar de la crítica, considero que Luna caliente de Mempo giardinelli es una novela que si bien tiene cosas interesantes, también es cierto que peca de demasiados elementos superfluos y que carecen de verosimilitud.

El titulo mismo resulta ser una metáfora bastante elemental, poner dos campos semánticos contrarios, una asociación de contraste. Luna caliente está organizada en cuatro partes y un epilogo, en total veinticuatro capítulos. El lenguaje es sencillo y coloquial, frases cortas y un discurso estándar. La narración es lineal, sin analepsis ni prolepsis. Con un narrador omnisciente cuya focalización es interna fija desde el protagonista.

LUNA CALIENTE Inicia en una noche demasiado caliente. Ramiro Bernárdez, joven chaqueño de familia acomodada, quien ha pasado los últimos años en Paris en donde obtuvo un pregrado en derecho, un doctorado en jurisprudencia y una especialización en derecho administrativo, regresó a Resistencia, la capital de su provincia natal, allí es invitado a cenar en la casa del médico Tennembaum, amigo de su padre ya fallecido. Durante la cena conoce a Araceli, una niña de trece años e hija del médico. Esta niña coquetea con él, Ramiro se siente prendado de su belleza y sensualidad. Cuando se dispone a regresar, el coche presenta fallas y el médico Tennembaum lo invita a quedarse. Cuando todos duermen Ramiro entra en la habitación de Araceli, la viola y luego la mata. Cuando intenta huir, el médico se aparece ebrio en la ventanilla del carro y le pide que lo lleve a un bar. Temeroso porque cree que Tennembaum conoce todo lo sucedido y busca venganza, decide asesinarlo y arrojar su vehículo a un rio para hacer creer que fue el mismo doctor quien violó y asesino a la niña y luego se suicidó. Regresa a su casa materna y temprano en la mañana llegan a buscarlo. Es Araceli.

Estos primeros capítulos generan una intensidad insuperable, la tensión, la atmosfera, la velocidad de la narración y el efecto sorpresa hacen que el lector ya no quiera abandonar la novela. Este es quizá el mayor logro de la novela. El segundo gran logro, a mi juicio, es que este argumento sirve para poner como telón de fondo la naciente dictadura argentina de finales de los setenta. También es rescatable la contaminación de géneros como propuesta estética, se mezclan elementos de la novela negra, psicológica y literatura fantástica.

Sin embargo, la novela decae tan pronto va discurriendo la trama. Los personajes no logran ser redondos, el mismo Ramiro aunque contradictorio es bastante plano, sus actitudes son previsibles y momificadas. El elemento sorpresa es abusado por parte de Giardinelli, lo que hace que ya no genere el impacto previsto, además, algunas escenas son realmente inverosímiles, resultan forzadas y no hay ningún elemento que las justifique. Veamos algunos ejemplos: 1) Dos veces es asesinada Araceli y vuelve a aparecer viva. 2) Al día siguiente y con el médico desaparecido, la mamá de Araceli la lleva a casa de Ramiro y la deja allí, durante toda la mañana, esto resulta cuando menos poco creíble, teniendo en cuenta que Ramiro es casi un desconocido, al que no veían desde hacia muchos años. ¿Para que la llevaba? ¿Qué justificación tendría una niña de trece años para pedirle a su madre que la llevara a ver a un hombre que sólo había visto una vez? 3) Ramiro golpea a Araceli, le quita la virginidad violándola, intenta asesinarla y a pesar de eso, ella resulta perdidamente enamorada de él al otro día y como si esto no bastara, ella sabe que Ramiro asesinó a su padre y tampoco le importa, tanto así que le miente a la policía para salvarlo. 4) Diálogos poco probables como este, en donde un oficial detiene a Ramiro: “El oficial se sorprendió. Dio un par de taconazos sobre la tierra. Ramiro pensó que en otra circunstancia se hubiera sonreído. -Deben tener más cuidado; en estos tiempos y a esta hora, cualquier movimiento sospechoso del personal civil, lo hace pasible de estos operativos”. 5) El Teniente coronel Gamboa no somete a Ramiro a mayores presiones a pesar de que se siente burlado. 6) Gamboa obliga a un camionero a dar una versión falsa para retener a Ramiro pero le da total credibilidad a una niña de trece años que miente y lo dejan libre, aun sabiendo que es el asesino. 7) Y finalmente, Ramiro huye de las autoridades, se va para el Paraguay, se aloja en un hotel y de manera increíble, Araceli aparece en el otro país, sabe en cuál hotel está y en que habitación.

Debido a lo anterior, cabe afirmar que Luna caliente Mempo Giardinelli es una novela que se mueve entre grandes aciertos y grandes fracasos. Entre una trama sencilla, una atmosfera bien creada, contaminación de géneros y mucha tensión, pero que abusa del elemento sorpresa y tiene demasiados hechos poco verosímiles. Es obvio que una novela es ficción, pero cuando menos el universo interno que propone debe contener elementos que justifiquen lo inadmisible, lo improbable, lo ilógico. En la metamorfosis, Kafka nunca le permite al lector que se pregunte porqué se convirtió en un insecto, uno lo acepta inmediatamente. En Luna caliente uno se detiene varias veces a cuestionar hechos, es ahí cuando la luna caliente termina siendo una luna muy fría.

ALBEIRO ARIAS – MAESTRIA EN LITERATURA UT.P. /U.T.